marta la croft

La vida de una pornstar lejos de las cámaras

Desde el trabajo en el gimnasio a pasear a su perro, estas sorprendentes imágenes en blanco y negro ofrecen una mirada íntima a la vida de una estrella del porno en castellano después de que la cámara deje de filmar.

La fotógrafa Katia Repina conoció marta, actriz porno de 23 años, en el set de una película de clasificación X en un pueblo en las afueras de Barcelona hace tres años.

La fotógrafa  había comenzado a trabajar en un proyecto para analizar el sector en su conjunto, pero, la naturaleza sincera y abierta de Marta le llamó la atención, y se hicieron amigas, cosa que vario el rumbo de su trabajo.

Algunas historias de actrices porno:

La serie de fotos resultante, titulado Llámame Marta, llama la atención por su buen hacer y sensibilidad. Capturamarta momentos cotidianos en la vida privada y profesional de Marta a lo largo de más de dos años.

Marta decidió entrar en la industria del porno a los 23 años, ya que observaba que los chicos siempre la estaban mirando.

Antes de comenzar en la industria, Marta no tenía pareja, pero anhelaba tener una relación. Aunque estaba rodeada de hombres en su vida laboral, en su vida personal no tenía nadie con quien compartir el día a día.

Para la fotógrafa este proyecto no trata de sexo, trata del ser humano, la persona, detrás del puesto de trabajo. Es un trabajo como cualquier otro. Y este trabajo enfoca a esta persona, esta chica en particular.

Las imágenes que nos retrata Katia muestran a Marta en su estado cotidiano, maquillándose o llevando a pasear a su perro.

Algunas de las imágenes captan Marta en el set,  congelados en una pose, listos para la instrucción del director.futuro sexo

Normalmente se cree que la gente en el porno provienen de familias rotas, con un padre que es un alcohólico, pero este no es el caso no es así, muchas veces contamos con prejuicios que distan mucho de la realidad.

Marta explica que el mundo de la pornografía es muy diferente de lo que se imaginaba. Cuenta que tiene que separar el porno y su vida personal, porque puede ser muy agresiva o viciosa durante el rodaje… pero en la vida personal, siendo ella misma, es una mujer humilde y nada diva.

Marta cuenta que cuando habló con sus padres sobre comentarles la  elección que había tomado sobre su futuro profesional estuvieron un mes sin hablarle, pero al final, aun dejando claro que no lo aceptaban y que no querían ese futuro para su hija le dieron su apoyo, como suele ser habitual cuando un hijo toma un camino que no parece ser el que sus padres tenían en la cabeza.

La vida personal de Marta es muy estable y contradice las muchas ideas aceptadas que rodean a las actrices porno.

Marta que venia del mundo de fitness estaba en buena forma, pero que no se sentía muy femenina. Así que se realizó una operación de aumento mama y comenzó a darse cuenta de que había hombres que no dejaban de mirarla todo el tiempo.

Pensó en enfocar su futuro laboral al mundo del sexo

Pensó en probarlo durante un año, obtener una gran cantidad de dinero e ir a hacer otra cosa. Pero a las actrices no se les paga tanto como antes.

Tras tres años de carrera, Marta es ahora capaz de establecer límites sobre lo que quiere y no quiere hacer en la película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *