travestis activas madrid

La travestis en Madrid se suelen meter a escorts por necesidad

Actualmente la persona que es travesti en Madrid ha buscado otra manera de multiplicar sus ingresos económicos siendo “escort” o lo que comúnmente se le llama dama de compañía, cuya tarea consiste en  acompañar al cliente a reuniones, fiestas, bodas, cócteles  u cualquier evento social, incluyendo o no el sexo. Los travestis activos eligen ser escorts porque disfrutan de su sexualidad y es una forma de ganar mucho dinero fácilmente.

¿Qué necesidades tienen las travestis en Madrid?

Las exigencias varían de acuerdo a las personas que las contratan, quien muchas veces es motivado por la impecable presencia, modales, educación e inteligencia de esta,  satisfacer un fetiche o para disfrutar de la compañía de la mujer.

Este negocio reporta grandes dividendos a las empresas que lo dirigen y es cada vez más solicitado por millonarios, celebridades, banqueros, extranjeros y hasta señoras adineradas que contratan los servicios, en este caso de hombres (gigolós) por placer sexual y que se ofrecen en páginas web particulares o empresariales en general.

Ser escort y menos ser una travesti escort no es tarea fácil, muchas personas desean relaciones de compromiso que involucren amor. Con esta práctica se  deben apartar las necesidades individuales de las profesionales, tomar ciertas medidas como exámenes médicos periódicos, saber llevar una cartera segura de clientes, evitar conflictos.

En caso de estar al servicio de una agencia se deben cumplir compromisos previamente establecidos. Por el contrario, si una persona se dedica a este servicio de forma independiente tiene la posibilidad de ofrecer sus favores a través de internet, blog u otra red social;  fijar su tarifa, disponer de todo el dinero, escoger los clientes y sus días de trabajo.

Esta actividad es muy lucrativa si se lleva a cabo de manera organizada

En la ciudad de Madrid es una actividad que está siendo adoptada comúnmente, en especial por lo atractiva que resulta.

Son muchos los anuncios que se observan en el mercado de travestis que se ofrecen como compañía, para lograr el sueño de someterse a una cirugía de cambio de sexo, la cual supone una gran cantidad de dinero por la intervención.

Desde hace una década aproximadamente, el Servicio Madrileño de Salud, pensando en el bienestar de esta comunidad viene trabajando con un equipo multidisciplinario  y como parte de sus servicios se encuentra el proceso de cambio de sexo para transexuales, donde la necesidad de los pacientes es estudiada minuciosamente e incluye el diagnóstico, tratamiento quirúrgico y postquirúrgico;  el cual trae como consecuencia un mejor desarrollo en la sociedad.

¿En qué consiste la operación?

Es de las intervenciones más radicales y solicitadas que existen, pero también aceptadas por la sociedad.

Su finalidad es cambiar los genitales de un sexo al sexo opuesto y tiene alcances tanto físicos como psicológicos para el paciente, ya que después de realizada no hay vuelta atrás. Si el caso es de un hombre a mujer, pasará por una vaginoplastia, mamoplastia (implantes mamarios de aumento) y tiroplastia (reducción de la nuez).

Después será sometido a otras cirugías faciales, corporales y tratamientos hormonales.

En el caso contrario, cuando una mujer cambia de sexo al masculino, se procede a una mastectomía para extirpar las glándulas mamarias, se hace un vaciado de los órganos femeninos y se realiza una faloplastia. Recuperar la sensibilidad erógena es una ardua y larga tarea, razón por la cual esta operación es más complicada y en ocasiones por no recuperarse la funcionalidad de los órganos en su totalidad no hay garantía de éxito.

En la capital española se produce a diario un flujo constante de turistas, siendo el sitio  ideal para los encuentros privados y exclusivos.

Es allí donde los servicios de las travestis entran en juego, especialmente en los hoteles de lujo. Los servicios pueden ser requeridos por horas, día, semana o  un largo tiempo y las tarifas varían en el caso de involucrar sexo.

Mantener el anonimato es su norma

Las hay para todos los gustos, como rubias, morenas y pelirrojas, listas para satisfacer cualquier demanda. Al ingresar en la web se pueden encontrar páginas con llamativos catálogos que contienen fotos de modelos que están a disposición de los potenciales clientes.

Las travestis asociadas a agencias del ramo o que trabajan de forma particular, forman parte de este mercado tan competitivo, por las ganancias que produce.

Por eso arreglan sus cuerpos, se someten a estrictas dietas, se preparan académicamente para sentirse aptas y acompañar a quien requiera su agradable apariencia. En este caso su  motivación principal es la operación, mientras quizás para el resto de las chicas sea sumar dividendos, proyectarse en cualquier medio o ahorrar pensando en un retiro futuro.

Cabe destacar que estas personas llevan una doble vida, tienen familia y pareja, siendo obligatorio cambiar el chip una vez que salen den trabajo para poder coexistir con las personas que ama.

Finalmente, la ley en España contempla las capacidades con las que cuentan estas trabajadoras, como expertas proporcionan no sólo diversión a sus clientes, sino una compañía segura, refinada que se presenta junto con ellos en elegantes veladas.

Es primordial que la agencia cuente con los papeles legales en orden, asegure confidencialidad y discreción para que su nombre y prestigio se den a conocer en distancias cercanas.

Deja un comentario